teleperra
37 resultados para girardi

Ministerio de Agricultura permite asesinato masivo de perros, guanacos y otras especies (vídeo por guidogirardi).

Senador Girardi convoca a rueda de prensa a animalistas y prensa y denuncia las políticas de corte nazi del gobierno, que irrespeta el derecho a vivir de los animales; en un contexto en que los medios muestran una llamativa falta de interés en la temática.

¿Tienen dueños los peces?

Senadores recurren a Tribunal Constitucional por ley de pesca

¿Qué cartas pueden tomar los animalistas en este asunto? 

Girardi:

"En gran parte de los países del planeta, en tratados internacionales, se establece que el agua, los peces, constituyen bienes nacionales de uso público. Y, quiénes son los propietarios de estos recursos? La sociedad. Cuando uno da un permiso, cuando uno da una concesión, no está dando una propiedad, está dando el uso, el usufructo de esto por un determinado tiempo, en determindas condiciones; que se pueden vender, que se pueden transar esos permisos, licencias o concesiones, pero ¿quiénes son los propietarios reales de recursos pesqueros, de los peces? Es la sociedad chilena. Y nosotros queremos poner ese punto porque nos parece que es fundamental para este y otros casos. Porque es muy distinto partir de la base de que los peces son propiedad privada de estos señores, y son dueños dueños para siempre, estos grupos económicos, pra toda la vida de nuestros peces, o que los peces son de todos los chilenos, y entonces van a ser ellos los que van a poder hacer uso y goce de estos recursos mientras la sociedad chilena así lo estime.

En los años anteriores tenían permiso de pesca, pero que no les da la propiedad sobre los peces. El que tengan permiso de pesca no quiere decir que sean dueños de los peces, es la sociedad toda la que es propietaria de este recurso natural.

Y por eso uno de los primeros temas que vamos a llevar al Tribunal Constitucional, porque nos parece fundamental para el futuro, es quiénes son los dueños de los peces, más allá del instrumento [y tenemos distintas jerarquías de instrumentos: unos son los permisos, después vienen las concesiones, y después vienen los derechos], pero aquí lo que nosotros creemos que está en cuestión es la propiedad de la sociedad chilena respecto a estos peces.

Otro de los temas que nosotros creemos que es muy importante es que aquí no hubo igualdad frente a la ley. Al asignarse este stock de peces a un grupo predefinido, los demás chilenos no pudieron participar, ningún otro grupo que no tuviera esta participación previa pudo participar y ser beneficiario de este proceso, y esto evidentemente atenta contra el artículo 19.2 de la Constitución, que establece la igualdad ante la ley, y por qué un grupo determinado va a acceder de manera monopólica a estos recursos.


- Girardi sobre explotación ganadera -

Girardi hace un discurso -en contra de la ley de pesca- donde toca el problema de la ganadería (no me consta que se haya tratado antes en parlamento chileno). Señala los efectos negativos para la salud humana del consumo de productos animales; y también señala lo insostenible de la producción ganadera.

Por otro lado llama la atención sobre la necesidad de establecer criterios serios en cuanto al acceso a la licitación de zonas marinas.  

[] “Eso es un crimen. ¿Por qué? Porque en Chile -y a la mayoría de los países le pasa lo mismo- los problemas de salud del futuro van a ser las enfermedades crónicas no transmisibles: nos vamos a morir de infarto, de accidentes vasculares, de cánceres, de hipertensión y diabetes. Y todo el mundo sabe que lo que cambia eso son los estilos de vida y, particularmente, lo que uno come. ¿Y qué lo que tenemos que comer todos? ¿Qué es lo que tiene omega 3, lo que tiene antioxidante, qué lo que tiene las mejores proteínas? Paradojalmente es esto que nosotros estamos votando como harina de pescado, cuando ese es el alimento del futuro.

Y hay problemas gravísimos de conversión.

No hay nada más aberrante que sacar estos peces, transformarlos en harina de pescado, dárselos a los pollos, a los chanchos, a las vacas y después comernos eso.

Hay problemas de conversión que son dramáticos; son una vergüenza. Les quiero dar un ejemplo. Un hombre, para alimentarse un año, necesita 300 truchas. Esas 300 truchas, al año necesitan 90 mil ranas al año. Esas 90 mil ranas, para sustentarse, requieren de 27 millones de pequeños saltamontes, y esos saltamontes necesitan comer, al año, mil toneladas de pasto.

¡Esa es la conversión!

No se puede seguir avanzando en una conversión que es brutal.

Para tener un kilo de carne de vacuno necesitamos 10 kilos de grano.

O sea, la conversión es casi de un mil por ciento negativa. Es un 11 por ciento lo que se aprovecha. No podemos seguir destruyendo un recurso que es el más valioso que tiene Chile y que podría alimentar a parte importante de los chilenos y una parte importante de conciudadanos de otros países con destino humano de esta captura.

Eso es lo que hay que hacer. Es perder valor agregado, es perder desarrollo, es perder inteligencia, es perder nociones de futuro. ¡Y hasta cuándo aceptamos eso!

Entonces, qué es lo que deberíamos establecer: claro, deberíamos establecer que cuando se liciten estos recursos, cuando se pongan o se tengan que asignar estas cuotas, asignémoselas a aquellos que quieran hacer un destino razonal, a aquellos que quieran hacer un destino país, aquellos que tengan una visión de futuro, aquellos que innoven. Pero no se las asignemos a aquellos que quieran hacer un negocio fácil, que genera poco empleo y que destruye al país, que destruye el proyecto de desarrollo de este país.” […]

——-

En este blog, sobre ley de pesca: 
Peces, revolución y no violencia

Se prohíbe patear o escupir a los perros

[Nuevas recomendaciones de veterinarios para prevenir la agresividad canina son también eficaces para prevenir las agresiones humanas contra los perros]

[Claudio Lísperguer] Hace unos días un grupo de veterinarios de la Universidad Iberoamericana (abollada tras revelarse que es la institución que proporcionaba la inyección letal con que funcionarios de la municipalidad de San Joaquín en Santiago exterminaban a los perros hallados en plazas o calles o incluso sustraídos de patios de casas particulares), publicaban en La Nación una nota que incluía recomendaciones sobre lo que llamaron tenencia responsable, las que, sin duda útiles, ofrecen al mismo tiempo un espantoso retrato de la cultura chilena1. Se trata de diez recomendaciones sobre el control de los perros o de su agresividad para evitar ataques contra humanos u otros perros, y que son al mismo tiempo recomendaciones para prevenir la agresividad humana. [sigue leyendo]

Traslado de cerdos de Agrosuper podría violar Ley de Protección Animal (por guidogirardi)

De qué modo la WSPA es un obstáculo para el movimiento ciudadano, y el papel de las oenegés en el senado. Protección de perros.

El proyecto Ñuñoa es ejemplar (si bien perfectible), y no obstante no se expone en senado acerca de él, mientras que podría ser replicado en otras comunidades; incorporado en las estrategias que se definan en la ley. Las oenegés Proanimal y Cefu, y en general todas las organizaciones proteccionistas chilenas, repiten los supuestos (instrucciones) de la WSPA/OIE. La última capacitación fue el seminario sobre control de población canina organizado hace poco por el Servicio agrícola y ganadero y el ministerio de sanidad, al que invitaron a exponer a representantes de la WSPA. Las políticas que proponen se basan en la estrilización y la educación en la llamada tenencia responsable. Y todo planteado a un nivel de “política de Estado”. [Yo la verdad no entiendo bien cómo definen Estado. Las municipalidades son excluidas de su alcance, aunque las municipalidades son el Estado al nivel comunitario. Y es a ese nivel al que ocurren las cosas: los perros y los rescatistas donde viven es en barrios; existe ahí una infraestructura necesaria para las redes proteccionistas].

La WSPA no tiene un acercamiento proteccionista a pesar del nombre que se pone. La WSPA se opone por sistema a la creación de refugios, por ejemplo, lo cual implica que los perros seguirán en la calle; y ello según la WSPA hasta que la gente haya sido educada y sea responsable. Lo cierto es que entre tanto los perros –estos bebés de edad correspondiente según algunos a la de un humano de 2 años-  sufren toda inclemencia callejera (tormentas, patadas, hachazos, atropellos, envenenamiento, soledad, etc.).  Lo cierto también es que la gente sufre viéndolos en la calle, por lo que mantiene sus propios refugios: esa es la realidad; y que nadie les ha preguntado a estos miles de chilenos si están de acuerdo con que se legisle en contra o a favor de la creación de centros municipales de rescate, o si quizá desean que se les ayude en el mantenimiento de los suyos, y en general si están de acuerdo con que se regularice la situación. Nadie representa a estos chilenos en el senado.

Falacias
La WSPA dice que los refugios “institucionalizan el abandono” (que es como decir que los hospitales institucionalizan el caer enfermo). Así lo repiten las oenegés chilenas en el senado. Cabe preguntarse si con la creación de refugios las tasas de abandono serían más altas que hoy, en que los perros se abandonan en carreteras, descampados, frente a supermercados… También sostiene la WSPA y las oenegés en el senado que los refugios conducen a maltrato y muerte, y aquí cabe preguntarse si no sería buena idea abolir las plazas, pues es uno de los lugares que los alcaldes asesinos eligen para matar perros. Pero más sentido tiene preguntarse por las razones por las que los perros llegan a vivir a la calle. Contra los partos indeseados obviamente corresponde esterilizar; si los tutores abandonan por incapacidad para entenderse con los perros, la solución estaría en la asistencia etológica;  ante la muerte de los tutores, viajes ineludibles u otra de estas fuerzas mayores (que conducen a un tipo inevitable de abandono ante el cual la sociedad no puede conformarse con llamar irresponsables a los tutores y dejar al perro a su suerte en la calle; ciertamente si queremos adoptar un enfoque proteccionista),corresponde refugiarlos y buscarles hogar; los perros perdidos (según estudios en otros países y observaciones preliminares en Chile, la mayoría de los perros de la calle serían perdidos: corresponde entonces acá evitar por un lado que se pierdan y –para los ya perdidos- formular programas destinados a la reunificación familiar: medidas como cercado correcto de casas, implante de chips. Puedes trabajar con Carabineros por cuadrantes, por ejemplo, qué sé yo, y puedes precisamentre hacer uso de un refugio para ingresarlos hasta que los tutores pasen a buscarlos (esto pasa en Ñuñoa hoy, y al parecer en Las Condes: ¿alguien sabe qué pasa en esa comuna?). En otros países también se están formando comandos de búsqueda de perros perdidos haciendo uso también de precisamente perros adiestrados para ello… Y mil iniciativas más: plataformas de ciudadanos conectados por internet que reciben alertas en el mismo momento en que se pierde un perro en su zona… Etc
 La WSPA no reconoce en su categorización al perro perdido. Difícilmente podrá solucionar, pues, su enfoque la tragedia de estos perros y de sus papis. Y como dije, todo indica que la mayoría de los sintecho no son abandonados sino perdidos.
Y hay casos de verdaderos irresponsables, gente que incluso abandona a sus hijos biológicos. Sus perros sin embargo no merecen ser castigados con nuestra indiferencia, con la dureza y soledad de la calle. Hay que hacerse cargo. De ellos, de Cholito y Panchita, no de quienes nazcan en 10 años.
La actitud debiera en mi opinión –que baso en el trabajo de expertos que entregan soluciones como Winograd - ser otra: de comprensión, de asistencia, proteccionista (lo cual interesa a los perros, a los humanos preocupados por ellos, y además responde a las cuestiones de sanidad humana).  Díganme, por ejemplo, si no sería buena idea crear hospedajes (municipales?) donde la gente pueda dejar a sus perros cuando van de vacaciones. De ese modo la genteque abandona sus perros por ir de vacaciones no lo haría, y eso es lo que nos interesa a todos, se supone.

Otro mito es el de que existiría sobrepoblación canina; afirmación hecha a ciegas, pues no hay estudios en Chile sobre esto; sí en otros países, que contradicen el mito. Lógicamente, si crees que existe sobrepoblación no creerás posible encontrar hogares para los perros sin hogar; y no considerarás un pilar de cualquier política el trabajo serio en adopción; no creerás que el trabajo de los ciudadanos en ese sentido tenga el peso que efectivamente tiene.
Uno de los expositores de la WSPA en el seminario del SAG dice que en algunos países la gente “aún” (supuestamente por ser países “subdesarrollados”) no acepta el sacrificio de los perros que no pueden ser adoptados, y que por ello no queda otra que dejarlos en la calle (y ahí desarrolla la WSPA la teoría de los nichos, exacerbándola). La WSPA prefiere el sacrificio, como deja claro en sus instructivos, “por razones de bienstar animal”, a que los perros se encuentren abarrotados y en malas condiciones en caniles u otras partes, único panorama queparecieran imaginar ( a pesar de que las evidencias contradicen estas visiones). El experto en proteccionismo Nathan Winograd en EEUU y otros países está dejando claro en la práctica que los presupuestos de la WSPA son falsos (también el proyecto Ñuñoa lo deja claro en Chile: los perros son adoptados, nadie los mata ni maltrata en el canil, sino todo lo contrario, y sobre la marcha la gente es educada). La WSPA, por cierto, forma parte de una coalición de organizaciones internacional, nominalmente proteccionistas  (HSUS,  RSCPA, y otras ganaderas) que en estos momentos libran una batalla a muerte con el movimiento ciudadano por un sacrificio cero de mascotas (el movimiento No Kill), movimiento imparable ya,  que lleva años demostrando que es un mito lo de la sobrepoblación: que no ´hay´ que matar perros, porque existen (buenos) hogares para ellos (sencillamente la demanda de perros es muchísimo más alta que la cantidad de perros sin hogar; de hecho es un gran negocio la compraventa de perros. Cada año hay 17 millones de gringos que buscan adquirir un perro; ingresan en refugios del orden de los 8 millones, matan la mitad y la otra mitad la dan en adopción. Por lo tanto estaríamos ante un problema de no saber ´vender´ los perros por parte de los refugios: no saben trabajar). Nota: la ecuación No Kill incluye una serie de programas y servicios –entre los cuales la esterilización barata o gratis, adopciones, rastreo de perdidos, asistencia médica, desarrollo de márketing, relaciones públicas, fomento de redes ciudadanas, etc.  - que si se implementan todos, automágicamente obtienes un resultado satisfactorio: ni muertes, ni caniles abarrotados, ni gastos ingentes de platas… La clave es la voluntad, un pilar es el compromiso de quienes gestionen, y el uso y reconocimiento del esfuerzo/compasión de los voluntarios.
 Esta alianza de seudoprotectoras  a la que pertenece la WSPA (Icam), no tiene las claves para el manejo exitoso y ético de un sistema de control depoblación: matan en EEUU del orden de los 4 o 5 millones de perros al año. A pesar de ello los miembros de la coalición, WSPA entre ellos, se autodenominan expertos internacionales en la materia: algo que no se basa en hechos ciertamente. Anécdota: la sede de la WSPA para Latinoamérica está en Bogotá, ciudad donde el sistema proteccionista está roto por completo: una furgoneta recorre las calles, atrapa perros y los mata). Las seudoprotectoras gringas convirtieron el sistema de refugios en una cadena de mataderos. Y no quieren soltar la papa (cobran jugosos sueldos por ingresar perros, mantenerlos unas horas, e inyectarlos letalmente). La presión del movimiento ciudadano No Kill tiene como motor un elemento ético, y que por cierto no podrías dejar de considerar  si quieres que funcione el plan: es la compasión. Los engranajes burocráticos no funcionan con elementos místicos. Estas seudoprotectoras ven peligrar su existencia: la ciudadanía se ha dado cuenta, y está demostrándolo en las comunidades en que está en sus manos la gestión de políticas de protección, que el problema no es de sobrepoblación, no es de irresponsabilidad de la gente (-irresponsbailidad que obligaría presuntamente a las sudoprotectoras a matar dizque a pesar suyo a los perros -), sino de mala gestión por parte de estas seudoprotectoras.
Detractores del modelo de refugios, que exponen en senado chileno, me han dicho que si el proyecto Ñuñoa funciona es por el tremendo esfuerzo que metieron las voluntarias, no por el modelo; pero es que precisamente el modelo de Ñuñoa, como el modelo también ciudadano No Kill considera el trabajo del voluntariado como uno de sus pilares… Es como si la ideología WSPA considerase que hay que automatizar el trabajo, como en una fábrica de chorizos. No es así, según demuestran las experiencias exitosas. Imagino por otro lado que esta dinámica durará no eternamente, sino mientras se estabiliza la población. Hay otros factores, como el de la legalidad de la compraventa de perros, que pone la zancadilla a cualquier gestión, pues además de que des-educa, contribuye a aumentar la cantidad de huérfanos al pedo, dejando de lado lo inmoral de poner a una mamífera a parir para que un humano lucre.

Papel fundamental de la ciudadanía
El planteamiento de la WSPA no atiende, pues, (convenientemente) al papel de los ciudadanos en todo esto. No les da entrada. Lo de política de Estado sospecho que implica entre otras cosas la definición de instancias no ciudadanas encargadas de definir e implementar los planes. No sería en este modelo un pilar la fuerza del voluntariado. Sin embargo, los casos exitosos de gestión de población de perros en todo el mundo dejan claro que es imprescindible fomentar el voluntariado, y entregar responsabilidades a la gente para que funcione un plan. Se reportan modelos exitoso en todo el planeta, desde EEUU a Holanda, España, Argentina… independientemente de su nivel de desarrollo económico o sus peculiaridades culturales (aunque la WSPA sostiene lo de que a los países ´subdesarrollados´ no se les puede pedir políticas decentes hasta no alcanzar cierto nivel cultural). Puras patrañas y chupadas de dedo, esa es la verdad, que a la vista está.


Y el otro punto que tienen en común los casos exitosos es que se trata de proyectos cuyas estrategias se definen a un nivel local, comunitario; no se trata de “políticas de estado”. Y es lógico, por lo que dije: no es a un nivel abstracto al que existen los perros y la gente, sino en sus barrios, en redes, entre servicios de bomberos que bajan a los gatos de los árboles, servicios de Carabineros quizá que ayudan a reunir perros perdidos con sus amos, redes de vecinos que se arremangan para aportar en una jornada de adopciones, o para ofrecer su hogar a cachorros recién paridos, márketing en prensa y tele locales; integración en la sociedad local según ideen los ciudadanos.
[Si hace falta, se puede plantear la reforma de las munis; pero al parecer se aprobaron este año unas leyes muy favorables a organizaciones de voluntraios y otros proyectos de base que podrían usarse. Una cosa sí debiera quedar claro, creo, y es que hay que darle poder a la gente: para dirigir las gestiones, para fiscalizar…]
Igual el Estado debiera invertir en campañas nacionales, claro.

Paralelamente a como en EEUU las megaseudoprotectoras impiden el avance del movimiento ciudadanoNo Kill, con la misma batería de argumentos (irresponsabilidad de la gente, en lugar de reconocimiento de su valor) en Chile las oenegés adoctrinadas por la WSPA asesoran a los senadores en la redacción de leyes en las que no dejan espacio a los proyectos (exitosos) ciudadanos.
Aún nadie invita al senado a representantes del proyecto Ñuñoa. El movimiento ciudadano va por un lado, y las oenegés por otro. El otro día escuché a un entusiamado grupo de rescatistas por la posibilidad de que la muni de las Condes reabriese un canil que cerró hace tiempo. Entusiasmadas por que además existía la posibilidad de que la gestión cayera en sus manos. Todo quedó en nada, desgraciadamente. Es solo un ejemplo de qué desean quienes bregan a diario con los perros. No me cabe duda de que los ciudadanos en todo el país finalmente emularán en sus comunidades proyectos como el de Ñuñoa [y lo perfeccionarán y adaptarán], lo pedirán a sus alcaldes, presionarán para ello. Tampoco me cabe duda de que modelos como el del Equipo Edra se impondrán (es otra actualización del mismo concepto). Lo lamentable es que los legisladores no estén al tanto ya de esto porque las oenegés que exponen en el senado no les hablan de ello. De representatividad no se puede hablar.

Nota: espero no sonar hostil con las oenegés. Quiero ser clara, y para nada desagradecida. Las oenegés tienen un papel importante y hay mucho espacio para que trabajen hombro con hombro con la ciudadanía. Hay que darse cuenta sólo. Cefu surge justo cuando se la necesitaba, hace un inmenso trabajo, imprescindible. Pero ahora somos cientos de miles de personas conscientes, el movimiento creció, y se necesitan otras vías de participación también. En cuanto a Cocas, debe abandonar la WSPA (como hicieron muchas organizaciones miembro argentinas el año pasado cuando se enteraron de qué es la WSPA). La WSPA es una organización que trabaja en contra de los animales, no sólo perpetuando consciente y activamente la explotación de los de granja (les oyes gritar? Yo sí). Además la WSPA, como intenté dejar claro en este texto, maneja conceptos inoperantes y falsos (y cuando les dejan, asesinos) en temas de control canino, destinados pareciera a formar y fortalecer una casta de burócratas, que legislan y ´educan´ por ti, para nada interesados en la protección de los perros de la calle en primer lugar; y muy interesados en gobernarnos a todos, usurpando el espacio que corresponde a la ciudadanía. 

Animalistas y bienestaristas

[lísperguer] En uno de los foros de la página web del senador Guido Girardi ha estallado recientemente una especie de diálogo de sordos entre animalistas y bienestaristas después de que Pepa García (Teleperra) criticara a Patricia Cocas (ProAnimal) que se presente como animalista al mismo tiempo que representa a la WSPA (Sociedad Mundial para el Bienestar Animal), que es una organización que no sólo propugna el sacrificio de mascotas, sino además fomenta el consumo de carne y rechaza agresivamente el vegetarianismo y veganismo. La WSPA es financiada por  la industria ganadera.

No parece que todos estemos de acuerdo en lo que significa ser animalista. Hay muchos que se definen como animalistas, pero no lo son. El principal principio de los animalistas es la defensa del derecho a la vida de los animales, y no solamente de los animales domésticos o mascotas. Para un animalista, un león tiene el mismo derecho a la vida que un perro. Los bienestaristas luchan por que los animales, tanto las mascotas como los de producción y consumo, sean bien tratados y que no sean sometidos a tratos crueles ni torturas. Por eso a menudo se los encuentra proponiendo nuevos métodos de sacrificio, que dicen que son indoloros, o nuevos modelos para mataderos, o reformas en el tamaño de las jaulas y en las condiciones de transporte hacia el matadero. A diferencia del animalismo, el bienestarismo acepta que los humanos puedan matar animales para su consumo como carne y utilización de partes de su cuerpo. Por esta razón, para muchos el bienestarismo equivale a tratar bien a los animales para que la carne sea más blanda.

La WSPA se ha infiltrado en Chile y busca expandir su influencia cooptando a activistas animalistas y bienestaristas y tratando de penetrar en círculos políticos y legislativos para fortalecer sus intereses, que son los de la industria ganadera. La organización tiene entre sus objetivos explícitos el fomento del consumo de carne e impedir el desarrollo del vegetarianismo. También busca reforzar el poder de los veterinarios, dejando en su poder decisiones sobre la vida o muerte de mascotas, alegando que esta es una decisión técnica antes que moral. Por supuesto, esto no lo dicen  ni explícita ni abiertamente. Pero la investigación de Pepa García, que logró tener acceso a documentos internos e igualmente públicos de la organización, es indesmentible.

La WSPA trabaja activamente en un proyecto de Declaración Universal sobre Bienestar Animal, que quiere que sea adoptado por gobiernos en todo el mundo. Para ello, no escatiman ni recursos ni esfuerzos ni estratagemas, llegando incluso al colmo de difundir informaciones falsas sobre el contenido de la declaración, la que, dicho sea de paso, no se encuentra ni en su propia página web, donde ofrecen solamente una versión incompleta y resumida y siempre cambiante.
En una de sus páginas la organización resume partes de la declaración. La declaración podrá “animar a las industrias que usan animales a mantener el bienestar a la vanguardia”; “crear una actitud global más compasiva hacia el bienestar animal”; “mejoraría la vida de más de mil  millones de personas que dependen de los animales para sus sustentos y de muchas otras que los tienen como compañeros”. El bienestar animal, se lee en el documento, “contribuye a sistemas de producción sostenibles y al mejoramiento de la seguridad en la comida para humanos”. En la página llaman inmediatamente a firmar esa declaración, pero el enlace que entregan te envía a un borrador de la declaración de 2003, en la cual sólo aparecen cuatro puntos (son ocho). En el punto 1 declara que los animales son seres sintientes con derecho a “consideración y respeto”, pero no con derecho a la vida. El punto 2 declara que los veterinarios deben tener un papel esencial en la salud y bienestar de los animales. El punto 4 pide reconocer el trabajo de la World Organization for Animal Health (OIE), que es una organización de veterinarios dedicada a la sanidad animal y a mejorar las condiciones de la explotación animal. En los últimos párrafos se puede leer en la declaración que “el uso humano [trato humanitario] de los animales puede tener importantes beneficios para los humanos”. ¿Tiene alguien alguna duda de que la WSPA no es una organización animalista?
A esto hay que agregar que en esa declaración (cuya primera versión dataría de 1991) la WSPA no menciona para nada el documento previo sobre derechos animales, la Declaración Universal de los Derechos Animales de Naciones Unidas que, aunque no es la Biblia, sí reconoce en su primer punto que “todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia”. Esta declaración data de 1977, catorce años antes que la declaración de la WSPA y que esta no menciona en ninguna parte, como si no existiera.

En lo que se refiere a las mascotas, la WSPA ha tenido históricamente una actitud deleznable. En sus primeros documentos proponía el sacrificio de perros y otras mascotas sanas como método de control demográfico, algo que está prohibido en muchos países del mundo, incluyendo a Chile. En esos documentos se pueden leer cosas como que conviene matar a los cachorros recién nacidos dándoles golpes en la nuca y sugiriendo otros métodos igual de salvajes. Con el tiempo, la organización ha ido cambiando. Ahora dice que respeta las diferencias culturales, lo que, si nos atenemos a su propia declaración y otros documentos, es simplemente falso. Pero, sin embargo, sigue proponiendo cosas como el sacrificio de los perros de la calle. Tan obsesionada está la WSPA con hacerse con poder, que está dispuesta incluso a decir que rechaza el sacrificio de perros si, como en el caso de Chile, eso le permite meter el pie en la puerta. Pero no debemos cometer el error de creerle.

El proyecto de ley actual –sobre tenencia responsable y responsabilidad civil- no gira ciertamente sobre los animales en general, sino particularmente sobre las mascotas y cuando se apropian algunos falsamente de la representación del movimiento animalista el gravísimo resultado es que quita espacio a proyectos valiosos y relevantes sobre qué hacer con los perros de la calle. La WSPA rechaza explícitamente los principios y objetivos del movimiento Sacrificio Cero (No Kill), que se opone el sacrificio de mascotas y propone intensificar las campañas de adopción y la participación ciudadana para su logro. En Chile hay al menos dos o tres experiencias terriblemente positivas que rechazan el sacrificio de animales de la calle y procuran suadopción, rehabilitación e inserción  en la sociedad humana con espectaculares resultados. Una de ellas es la del canil municipal de Ñuñoa, que en el curso de dos años ha logrado encontrar familias adoptivas para cientos de perros. La otra es la del Equipo EDRA, que, entre otras cosas, coordina campañas de adopción para madrinas y padrinos de perros, con un increíble éxito. Estas son experiencias que deben ser conocidas por los senadores antes de tomar una decisión. Los bienestaristas de la WSPA y otros han hecho todo lo posible por ignorar y silenciar estos desarrollos, que ciertamente desmienten sus propios e interesados proyectos. La nefasta influencia de la WSPA se hace notar pues no solamente en el ámbito de la explotación animal, sino también en el terreno de nuestra relación con las mascotas.

Por eso creo que es hora de separar la paja del trigo. Por razones históricas que no vienen a cuento, animalistas y bienestaristas han terminado en el mismo bloque. Pero esto ya no tiene ningún sentido. Bienestaristas y animalistas no tenemos nada en común. Muy al contrario.Los animalistas no debemos aceptar a nadie que represente los intereses de la industria ganadera, que es la principal enemiga de la vida de los animales, ni que acepte otra opción que la defensa irrestricta de las mascotas. Los bienestaristas están al otro lado de la barricada, junto a los ganaderos. No somos primos hermanos. No estamos en el mismo bando. Somos derechamente enemigos.

Las prácticas matonescas de Cocas son ampliamente conocidas. Se rodea de un grupo de matones y matonas que lanzan frecuentemente campañas de intimidación y difamación contra los que opinan de otro modo o los que se atreven a denunciar sus malas artes. Ahora mismo, incluyendo el foro del senador Girardi, asistimos a una de esas campañas, y esas señoras amatonadas recurren a la xenofobia, al insulto, a las amenazas, en una palabra al matonaje, como si fueran armas legítimas de debate.

La Pepa tiene toda la razón. No debemos seguir tolerando los intentos de usurpación ideológica de nuestro movimiento.

Lecturas recomendadas

Pepa García
-Las 5 libertades, las declaraciones y el lenguaje proteccionista

-La verdad sobre la WSPA

-WSPA confirma que son pro sacrificio

-Los pavos y las culturas inventadas

Amado de Mérici
Qué hace la WSPA en Chile

Claudio Lísperguer
Girardi y la declaración de la WSPA

Representatividad, Girardi, animalismo, Cocas
Acabo de dejar este comentario en el blog de Girardi. El post es un vídeo que cuenta de la creación de un “frente progresista”. Entre las personas  invitadas oigo que menciona a la “representante de los animales, Patricia Cocas”. Les invito a leer:

Con mi más sentido respeto, le oigo nombrar a Patricia Cocas en este contexto, y no puedo dejar de hacerle el siguiente comentario, que -no lo dude- no pretende engordar las críticas tan injustas y estúpidas que a diario veo que usted recibe de tanto detractor pegoteado en los sótanos más bajos del pasado más oscuro de Chile, para el que usted es luz:

Patricia Cocas -a quien usted nombra junto a figuras como representantes estudiantiles (elegidos en urnas)- no representa a la ciudadanía: Patricia Cocas es la cabeza de una ONG que la representa a ella misma y a su clan. Son sus propuestas, su ideología, cosas que pertenecen a un entorno cerrado; al que ningún ciudadano accede, porque ella misma determina que sólo ella tiene voz y voto; y porque los ciudadanos, miles, diversos, están ocupados en sus propios proyectos, que son abrumadoramente superiores en número a uno. Y estos proyectos chocan de frente con los de ella en la mayoría de las ocasiones, le informo de paso (con humildad y también con el atrevimiento al que me obliga mi compromiso profundo con el animalismo chileno, a cuyo conocimiento me consagro). Y precisamente en este momento el movimiento animalista está abiertamente cuestionando hasta cuándo mantener quistes, esquemas caudillistas de sistemas que ya no son futuro. Y hoy quienes vean este vídeo se enterarán con retraso de que pudieron haber formado quizá parte de su proyecto progresista, al que usted invitó a 1 persona, en representación de miles, a pesar de no haber sido votada por 10; a pesar de estar perjudicando a miles, por su desprecio a los valores democráticos y a la verdad: en estos días Patricia Cocas ha lanzado una campaña de mentiras, descalificaciones y manipulación, una vez más, que no puede sino ser denunciada. Con todas las letras. Porque es así. Y reconocer algo es el modo de empezar a cambiarlo.
Y el descontento de los miles pide modos frescos. Tengo claro que el problema es el sistema, no las personas. Pero el sistema corrompe. El puterío mayúsculo no lo puede arreglar usted. Soy consciente de que es la gente quien debe empujar, y aún no está organizada, pero hay miles de voces, y cientos (quizá decenas) que ansían ser escuchadas, pues tienen formuladas propuestas, valiosas, igualmente valiosas al menos que las de la Sra. Patricia Cocas.
Es la gente quien legitima una propuesta; debemos hallar las vías, pero usted no puede emplear la fuerza de su posición institucional para fortalecer solo una de ellas.

Patricia Cocas es representante de la WSPA en Chile. La WSPA tiene como objetivo declarado evitar que la gente abandone el consumo de productos animales, fomentarlo, y eso no es precisamente defensa de los animales: Patricia Cocas no es representante de los animales, ni de los animalistas, que respetamos su derecho a la vida. Le ruego atienda.
Gracias de corazón por leerme. Y espero no le parezca inoportuno. Yo le apoyo.

No a la matanza de Lobos Marinos (por guidogirardi)

Girardi y la declaración de la WSPA

[By Lísperguer] Me parece muy extraño que el senador Girardi haya apoyado a la WSPA en su declaración universal sobre bienestar animal. Esto, porque el senador ha protestado a menudo contra las políticas de exterminio de los perros callejeros (abandonados o perdidos), mientras que en el artículo 6, inciso e, de esa declaración se puede leer que la WSPA pretende que los “médico-veterinarios u otras personas por ellos calificadas deben ser autorizadas a destruir humanitariamente a aquellos animales de compañía que han sido abandonados y no pueden ser reubicados en hogares o provistos con el cuidado adecuado para asegurar su bienestar”.  Es decir, que la WSPA favorece las políticas de exterminio que en Chile la ley incluso prohíbe.
He oído a funcionarios de la WSPA decir que la organización respeta las diversidades culturales. Pero si eso fuera verdad, no habrían escrito nunca ese inciso del artículo 6 y tendrían que utilizar una fórmula que incluyera a países como Chile y Turquía, cuyas legislaciones prohíben la aplicación de la eutanasia por motivos no médicos -como método de control de población, por ejemplo.
Además, dudo mucho que el senador haya firmado una declaración en la que se exija que el gremio médico-veterinario sea el encargado o tenga un lugar especial a la hora de formular políticas públicas en el ámbito de la protección animal sobre la base de que son médico-veterinarios profesionales. Este es un principio que favorece la exclusión, y estoy seguro que el senador Girardi no lo apoyaría. La formulación de políticas públicas pertenece a todos los ciudadanos porque es fundamentalmente un problema ético y en esa formulación los gremios, cualesquiera sean, no deben tener por ningún motivo una posición especial totalmente inmerecida.
Apoyo de todo corazón la campaña a favor de los lobos marinos, pero rechazo los intentos de manipulación de la WSPA.

Comentario sobre una nota en la página web de la WSPA Latinoamérica.

Para el Senador [Girardi] el plan de entrega de cuotas de captura y de matanza se basa en el falso “supuesto de la existencia de una plaga de lobos marinos que estarían asolando las reservas pesqueras del país. Es absurdo responsabilizar de la depredación de la fauna marina a los lobos y no a los depredadores. Esto ha sido sólo riqueza para los que explotan y pobreza para el país”. Agregó que presentará un proyecto de ley en conjunto con las organizaciones ciudadanas “para que ahí los parlamentarios decidan si están dispuestos a hacerse cómplices o no de este asesinato”.

Se pondrá urgencia a proyecto que regula tenencia de mascotas

(via Senador Guido Girardi » Se pondrá urgencia a proyecto que regula tenencia de mascotas)

La Evolución (by guidogirardi)

perros, gobierno y ley - en qué habíamos quedado

    El gobierno apoya/impulsa una ley q prohíbe el sacrificio de perros…
    Si todo va bien y se aprueba, el dictamen del contralor no tiene
    ningún valor. Nos conviene la aplicación de una ley así.
     
    Creo q al gobierno, a los q discuten el proyecto en el senado, habría
    q exigirles q evitasen toda ambigüedad del texto (q nadie confunda
    eutanasia con sacrificio), y exigir en esa línea q se cree una
    instancia q fiscalizase la aplicación de eutanasia.
     
    Hay que exigir penas más altas para los matarifes, ciertamente en el
    caso de q tengan cargo público, como alcaldes. Debiera ser incluido en
    el texto del proyecto. Los asesinos deben saber con certeza q están
    fuera de la ley. La poli debe actuar consecuentemente. [El alcalde de
    Puente Alto está tras el malicioso dictamen del contralor].
     
    Debiéramos contar con el texto de la ley. No sé si alguien lo tiene,
    pero yo no lo he visto en ningún sitio, ni en la web del senado. Lo
    que he visto dar vueltas es la indicación sustitutiva de bachelet,
    donde se propone el sacrificio de perros, pero esto ha sido eliminado
    del texto actual. Lo único q sabemos de la ley (yo al menos) es q
    estará prohibido el “asesinato” [sic] de perros, lo cual debiera ser
    la exigencia de todo animalista. Y en cuanto a la inmoral reproducción
    lucrativa, al parecer quieren esterilizar a todo perro y perra cuyo
    dueño no tenga autorización para reproductor (o con un permiso
    especial, creo). Será obligatorio q los criadores vendan esterilizados
    los perros. Y prohíben la venta ilegal de perros (anuncios en diarios
    imagino q desaparecían).
    En este vídeo lo cuenta Girardi:
    http://teleperra.tumblr.com/post/1540443891/me-parece-historico-el-video-girardi-le-pelea-un
    (es el texto más aproximado q conozco de la ley).
    [Habría q exigir la prohibición de la producción y venta de perros,
    legalmente].
     
    Girardi anunció el otro día, como presidente del senado, que piensa
    invitar a exponer a autoridades en las áreas en q estén trabajando las
    comisiones. Se podría proponer q trajesen a Nathan Winograd, el
    impulsor de la exitosa ecuación No Kill en EEUU y otros países. Se
    podría invitar a alguna otra autoridad argentina, de Almirante Brown.
    Nuestros dos candidatos, además de tener propuestas éticas, son
    efectivos. Winograd reporta de comunidades No Kill q han logrado q
    quebrasen las petshops de la comunidad.
     
    Dijo Girardi que se está estudiando qué organismo se hará cargo del
    control de perros, pero que “lo más probable es que esto sea entregado
    a los municipios, pero evidentemente los municipios no podrán
    practicar ningún tipo de eutanasia”.
    http://teleperra.tumblr.com/post/1562316282/se-esta-estudiando-que-organismo-se-hara-cargo-del
    Toca fiscalizar las platas q vayan a recibir las munis para las
    esterilizaciones masivas q se programan desde el gobierno; las
    decisiones q se tomen. Hay q exigir presencia animalista en las
    instancias donde se tomen esas decisiones.